🌱Personas altamente sensibles, no sois raras.

 

«Hablamos de la Alta Sensibilidad si una persona tiene su sistema nervioso más fino, más desarrollado que la mayoría de la gente. Como consecuencia tiende a saturarse con facilidad y necesita de tiempo a solas y lugares tranquilos. Tiende a detectar cambios ambientales sutiles que otros no perciben: olores, sonidos con más intensidad; sobrecargarse por estar rodeados de demasiada gente, una fuerte emocionalidad y capacidad empática y alta sensibilidad creativa «

No es que ser altamente sensible sea una etiqueta o un diagnóstico. Tiene sus matices, como todo. Pero si cumples alguna de las partes de esta definición, es porque probablemente eres altamente sensible.

A mi me pasan cosas como que la gente ruidosa me pone casi físicamente enferma, o ruidos como el del portero o el teléfono fijo a veces me molestan mucho. O puedo decir, huele a alquitrán. Huele a quemado. La gente me mira raro, pero luego descubrimos que varias manzanas más allá están asfaltando o de barbacoa. Me ha llegado a pasar con una obra que nos hicieron mal en casa, pusieron un material tóxico que no deberían haber puesto. A ver, yo no tengo sensibilidad química múltiple, no es lo mismo. Sólo soy más perceptiva ante ciertas sutilezas. Y al olerlo dije no, aquí algo no está bien. Una vez más, miradas de reojo como claro sí lo que tu digas exagerada… Entonces, buscamos en Google y ¡oh, sorpresa! ¿Resultado? Volver a hacer obras. Más adelante, os voy a contar más sobre esto porque creo que es algo que debe saberse, le voy a dedicar su propio post. Pero por una vez, mis sentidos superdesarrollados han servido para algo más que para darme dolor de cabeza, al menos.

Nunca me lo había planteado así, porque mi forma de sentir y ver el mundo para mí es la “forma normal”, claro. Pero ahora de adulta, he empezado a darme cuenta de cómo difiero de mucha de la gente que me rodea. Al principio, me sentía descolocada. ¿Por qué soy diferente? Luego, empecé a investigar y hablar con gente que me conoce bien.

Al leer sobre el tema por ahí, empecé a ver muchas cosas claras. A veces, se me ha tratado como si fuera un bicho raro (querida hermana, si lees esto sabrás por qué nos sacábamos tanto de quicio mutuamente al compartir habitación 😎 ), y hay muchas cosas que por tanto he intentado ocultar porque iba dándome cuenta de que para otra gente no eran así. Pero una amiga me dijo hace poco algo que me dejó pensando. ¿Por qué ser tan sensible tiene que ser tan negativo? Yo lo veo más como una forma interesante de percibir el mundo.

Investigué más sobre ello, y he empezado a ver las cosas de otra manera. Sí, soy muy sensitiva para ciertas cosas como olores fuertes, sonidos… Suelo saturarme en lugares con demasiado ruido o gente, y prefiero la naturaleza. Soy bastante sociable y sí me suelen gustar la noche y las fiestas, pero siempre necesito momentos “para mí sola” a lo largo de la semana. Es más, mi plan de ocio ideal tiene como un pequeño porcentaje de sociabilizar y el resto de estar totalmente sola. Me encanta pasar tiempo a mi bola.

La parte buena es que hay muchas cosas que percibo amplificadas. Hay cosas hermosas que me calan más hondo. Percibo cosas que quizás otra gente no percibe. Y creo que ser más sensible que la media quizás me dota de más creatividad.
A ver, no creo que esto defina 100% a nadie, cada quien tenemos nuestras peculiaridades, y hay muchos matices en todo. Y puede haber gente muy sensible o sentimental y no tiene por qué tener este hiperdesarrollo de los sentidos. Cada persona, es un mundo y tampoco creo que una sola cosa pueda definir a alguien. Pero a mí me ha servido para conocerme mejor y entender algunas cosas que me descolocaban.

¿Y tú, conoces a alguien altamente sensible?

Aquí os dejo un interesante test para detectar si sois PAS (personas altamente sensibles). https://verne.elpais.com/verne/2018/05/29/articulo/1527590469_659508.html

Compartir en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Éramos…

🌹Éramos Gran Vía de la mano, borrosa; flashes, luces y semáforos. En rojo. Éramos la última copa y el último

«Síndrome del pensamiento acelerado»: El mal del siglo.

En medio de todos nosotros, viajeros empachados de sobrestímulos, haciendo fotos como locos en aquella mágica colina del este de Turquía, vi a aquella mujer. La única de las decenas de personas que estábamos allí, verdaderamente; que estaba disfrutando el momento…

🌱Personas altamente sensibles, no sois raras.

Detectar cambios ambientales sutiles que otros no perciben: olores, sonidos con más intensidad; sobrecargarse por estar rodeados de demasiada gente, una fuerte emocionalidad y capacidad empática y alta sensibilidad creativa…