Muy muy lejano

Era de noche jamás había estado tan lejos de casa.
Unos minutos antes de que el cielo empezase a clarear, el canto a la oración expandía su eco por toda la ciudad. Tenía miedo, en mi vida me había sentido tan sobrecogida. Era una buena sensación.

>>>>