Éramos…

Éramos Gran Vía de la mano, borrosa; flashes, luces y semáforos. En rojo.
Éramos la última copa y el último andén. Medias y carreras, insensibles al frío. Para el tren de madrugada.
Música y adrenalina. El mundo era nuevo, y los amaneceres eternos. Éramos Madrid y su noche, Madrid y su música.
Trenes, metros, discotecas y rosas, avenidas y taxis. Azoteas de noche, atardeceres en llamas. Pintalabios y faldas, aquellas veces míticas. Éramos pero hemos olvidado; lo que realmente somos. En esencia.

Compartir en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email