Errores de Marketing que pueden hacer que tu negocio se vaya a pique

marketing-digital-plan-de-marketing-emprendedores

 

1. No conocer bien a tu público objetivo, sus necesidades, nivel económico… O peor, ¡no tener un público objetivo bien definido!

Para poder crear un producto, definir sus características, el modo de presentarlo y cómo sacarlo adelante en un mercado concreto… ¡hay que conocer a sus posibles compradores! Y adecuar el producto lo más posible a ellos, o bien encontrar compradores idóneos y adecuados para un producto concreto mediante herramientas publicitarias definidas.

Creer que intentar vender a «todo el mundo» va a generarnos más ventas, es uno de los errores más comunes. Un producto o idea con un target poco definido, están destinados a perderse en la inmensidad. Como se dice, mejor pájaro en mano que ciento volando.

Define claramente al público objetivo de tu marca/idea/producto. Edad, intereses, gustos, economía, localización geográfica, hábitos de compra… Este es el primer paso, clave, para que un producto tenga éxito: encajarlo en  mercado adecuado.

 

 

2. No estudiar el mercado y la competencia, marcas similares y el «nicho de mercado» disponible.

¿Y que tal si lo mismo que estás haciendo ya lo inventó tu vecino, el comercio de enfrente? ¿Y si resulta que cierta idea no prospera entre cierto target, que ya fracasó antes? ¿Existe un nicho de mercado (hueco por así decirlo) para tu producto, y por tanto alguna posibilidad de éxito? Estudia a la competencia, ¿tienen carencias que tú podrías en cambio solucionar en tu producto y ofrecer un producto mejor?

Mejor que la competencia, estudia a los negocios o productos que complementan al tuyo, tener una buena red de contactos colaborativos es muy importante.

Por último, una de las mejores tácticas para asegurar el éxito es utilizar la llamada estrategia del océano azul: ábrete camino allí donde, simplemente, no exista ni haya muchas papeletas de que vaya a existir, competencia clara.

 

 

3. Realizar un plan de marketing incompleto, inadecuado o peor… ¡no hacer ninguno!

Sin planificación, no hay nada. La investigación previa, la realización metódica de un buen plan de Marketing y el ceñirse cuidadosamente a él (redirigiéndolo si hay pequeñas cosas que modificar sobre la marcha) son esenciales para el éxito.

 

 

4. No saber vender bien el producto. No importa lo bueno que sea, si se vende mal, está destinado al fracaso.

Teniendo estudiado el target, el nicho de mercado, y resumido todo ello en el plan de marketing, es hora de proceder con las estrategias publicitarias para añadir al mismo. Pero éstas deben adecuarse perfectamente a los puntos anteriores. Deben usar un presupuesto y calendario  previamente establecidos en el plan de marketing, para cumplir unos objetivos concretos también establecidos en el mismo.

Además, en lenguaje, formato y estética deben ser adecuados al segmento del mercado y público objetivo al que se destina.

 

¿Te ha sido esta información de utilidad? ¡Comenta, y comparte! Lo agradeceré mucho 🙂 Y ánimo con ese plan de Marketing. Una vez sabiendo que NO hay que hacer… toca ir a por lo que sí hay que trabajar para asegurar el éxito.

Compartir en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Éramos…

🌹Éramos Gran Vía de la mano, borrosa; flashes, luces y semáforos. En rojo. Éramos la última copa y el último

«Síndrome del pensamiento acelerado»: El mal del siglo.

En medio de todos nosotros, viajeros empachados de sobrestímulos, haciendo fotos como locos en aquella mágica colina del este de Turquía, vi a aquella mujer. La única de las decenas de personas que estábamos allí, verdaderamente; que estaba disfrutando el momento…

🌱Personas altamente sensibles, no sois raras.

Detectar cambios ambientales sutiles que otros no perciben: olores, sonidos con más intensidad; sobrecargarse por estar rodeados de demasiada gente, una fuerte emocionalidad y capacidad empática y alta sensibilidad creativa…