La elegancia del viejo Hollywood adaptada a nuestros días

11«No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase».-Coco Chanel

 

«… Así que esa era la biblioteca. La luz era tenue, y olía un poco a viejo y polvo. Había salido de la habitación principal porque necesitaba aire fresco, pero la casa era enorme, y se perdió. Se oían de lejos la música y las conversaciones de la fiesta. Dejó su copa y sus guantes sobre una repisa,  aprovechó para retocarse el labial y encenderse un cigarro…»

Detrás de una imagen como esta hay mucho trabajo. A continuación os cuento las partes del proceso requerido para que el resultado sea de calidad (cuanta más gente participe y más segmentadas estén las actividades, mejor es el resultado).

En mi caso, ha sido una sesión de intercambio TFP. Esto quiere decir que todos los participantes somos estudiantes que necesitan ampliar su portfolio (fotógrafos, maquilladoras, modelos, diseñadores…) y por tanto todos realizamos el trabajo de manera gratuita colaborativa (aportando cada uno nuestros conocimientos), a cambio de tener luego todos las fotos y derechos sobre las mismas para así poder utilizarlas en nuestros portafolios.

8

Existen páginas web para intercambios TFP tales como Litmind: https://www.litmind.com/

En ellas se puede contactar con otras personas para realizar sesiones de fotos por intercambio TFP. Para el correcto funcionamiento de la sesión, recomiendo que todos los participantes tengan un nivel similar de experiencia y tengan muy claros sus papeles respectivos y el estilo buscado en la sesión y la idea de la misma. Además, lo mejor es trabajar con un contrato TFP, donde se especifica el tiempo en el que el fotógrafo debe pasar las fotos, los derechos que todos tendrán sobre las mismas, donde pueden y no pueden publicarlas… etc.

Esto es lo mejor porque me ha pasado, y no sólo a mí, a mucha gente; el tener malas experiencias con sesiones TFP (aunque la mayoría de las que he hecho han resultado en algo positivo). Hay fotógrafos irresponsables, que pueden tardar mucho tiempo en pasar las fotos o incluso por el motivo que sea, deciden no pasarlas (esto le pasó a una amiga mía con un fotógrafo muy poco profesional), y numerosos otros problemas que pueden surgir. El mejor modo de atajarlos es elegir con cuidado el equipo y, como ya dije, firmar contrato siempre.

61

12

Primero, hace falta la figura de un director creativo. Puede ser alguien especializado en este campo para trabajos más a nivel profesional, y para aquellos que están empezando en este mundo de las editoriales puede ser cualquiera (fotógrafo, estilista, diseñador, maquillador…) el que elabore la idea de la sesión, o bien todos juntos.

Definir la idea consiste en pensar en una temática, localización, estilo y finalidad de la sesión de fotos (si es para ser publicada en una revista concreta, mejor mirar el estilo de fotos de la misma y lo que piden para sus publicaciones).

7

También es importante la narrativa de la sesión, que cuente una historia y pensar cómo queremos contarla. Todos los elementos juegan un papel clave en ello. La luz, el maquillaje, la ropa y muy importante, la actitud de las modelos frente a la cámara. En este caso, las fotos buscan ser evocadoras, misteriosas. La iluminación debe tener muchos claroscuros, la actitud de las modelos es pensativa y enigmática.

En esta sesión, la idea surgió de mi, inspirada por el cine de la época dorada de Hollywood, el cine negro y la ropa de épocas pasadas; elegante y sofisticada. Pensé los estilismos y busqué un diseñador cuya colección se acercase a lo que buscaba, sin ser trajes de época, siendo diseños actuales pero con ese toque elegante que buscaba para la sesión. Luego, contacté con un fotógrafo y una maquilladora, y juntos empezamos a planificar los detalles de todo.

Intercambiamos ideas sobre la ropa, los peinados, el tipo de modelos y su actitud frente a la cámara, la iluminación, los escenarios… e hicimos varios moodboards. Una vez tuvimos esto claro, empezamos a buscar…

39

Es importante tener un lugar en mente, pues en estos casos la localización de la sesión hace mucho. Nuestra idea era una sesión con un toque antiguo, baja iluminación, elegancia. Encontramos por internet la librería Miguel Miranda, en Madrid, un escenario ideal para nuestra sesión. Nos la alquilaron por horas, asique dado nuestro bajo presupuesto, apuramos toda la sesión en muy poco tiempo. Para ello, todo tenía que estar perfectamente planeado…

Luego, buscamos modelos a través de litmind e Instagram, y a otra maquilladora y un fotógrafo con conocimientos de iluminación y retoque digital.

El día de la sesión lo teníamos todo pensado, cada cambio de ropa, poses, iluminación y fondos; así salió todo rápido y bien organizado.

En las imágenes que podéis ver en este post, está el resultado. ¡Espero que os guste!

4

 

Para créditos de las fotos y más información ver: https://www.instagram.com/isabelpgbetancourt/

Maquillaje y peinados: Rosa Sánchez, Alba Cantalejo(https://www.instagram.com/alcmakeuppro/)

Diseños de : Israel Rodríguez Mellado (https://www.instagram.com/israelrodriguezmellado/)

Modelos: Miriam Ruiz y Cristina Cano Ramos (https://www.instagram.com/theaquamarineginger/)

Fotografía, iluminación y retoque: Adrián Cobena, Germán Emilio López Ibarra

Estilismo y dirección creativa: https://www.instagram.com/isabelpgbetancourt/

 

Compartir en redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email